Entrevista a Teresa Marín, coordinadora GIPEC-Alicante: “Aumentan los casos de menores con miedo excesivo a los fenómenos atmosféricos”

Tras el apoyo psicológico prestado por el GIPEC-Alicante a los afectados por la DANA que sacudió el sur de la Comunitat Valenciana en septiembre, de la que ahora se cumplen dos meses, hablamos con su coordinadora, Teresa Marín, que asegura que la exposición de los menores a los medios de comunicación y a las redes sociales durante esos días ha provocado que muchos desarrollen el conocido como 'temor por empatía'. Marín explica en esta entrevista algunas de las claves para atender ese tipo de casos.

La DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos de la Atmósfera) del mes de septiembre dejó un récord de lluvias en la Vega Baja: fue el temporal que mayor cantidad de agua acumuló en la comarca en el último siglo. El impacto que generaron las imágenes devastadoras de las zonas afectadas se deja sentir todavía, dos meses después, en los más pequeños. Lo sabe bien Teresa Marín, psicóloga forense, evaluadora en emergencias psicológicas y coordinadora de GIPEC-Alicante (Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Catástrofes), que trabajó junto a otros profesionales prestando apoyo psicológico a las familias afectadas los días de crisis, y que sigue atendiendo consultas relacionadas con este episodio traumático de lluvias. 

¿Qué es el ‘temor por empatía’?

Durante estas últimas semanas las consultas que más atendemos los especialistas en salud mental con respecto a la infancia es un miedo generado por la interacción de los fenómenos atmosféricos, en concreto la DANA (término que está generalizando la Agencia Estatal de Meteorología y que anteriormente conocíamos como ‘gota fría’) y la cobertura que los medios de comunicación han realizado de dicho fenómeno.

Algunos menores han generado este miedo excesivo, denominado ‘temor por empatía’, ya que es un suceso que no se ha dado a miles de kilómetros de la residencia de los niños/as, sino en municipios cercanos y, en muchos casos, aunque ellos/as no han sido afectados, sí lo han sido algunas familias que conocen. Han estado, además, expuestos a los medios de comunicación, visualizando imágenes de lugares cercanos, conocidos o frecuentados por ellos y eso les hace tener cercanía emocional, que es lo que genera la empatía.

(T. Marín, coordinadora GIPEC-Alicante, y profesionales de distintos cuerpos de seguridad del Estado en Dolores durante las inundaciones)

¿Cómo hay que actuar con los menores ante estos casos?

Esta situación solo se podrá solucionar si se atienden a las características de personalidad de cada menor (la timidez, el miedo o la extraversión entre otros), así como la forma de ejercer la crianza los progenitores (la sobreprotección, tener especial cuidado a las emociones y los sentimientos de los menores).

En ocasiones, sin ser conscientes de que se alimenta el temor, los progenitores permiten que los menores visualicen la previsión meteorológica en las redes sociales (acceso inmediato y a cualquier hora del día), generando una mayor ansiedad (recordamos que la DANA ha sido algo aislado, no es lo usual en nuestra climatología).

Las pautas que seguimos los especialistas para tratar este temor son las siguientes:

  • Los menores no pueden tener acceso a las nuevas tecnologías para ver el tiempo constantemente ya que eleva la ansiedad y predispone para que se genere más miedo.
  • Los progenitores precisan de paciencia para entenderlos, escucharlos, apoyarlos y explicarles que vivimos en zonas donde existe un gran control sobre las emergencias, su prevención y su tratamiento.
  • Mesura para despejar todas las dudas e incógnitas que puedan tener con respecto a la climatología y sus efectos, así como aplicar la lógica para razonar con ellos/as que las inundaciones han sido algo puntual y que ya está funcionando todo con normalidad (por ejemplo en los colegios, hospitales, y el trabajo de los familiares).
  • Tener especial cuidado a la hora de referirse a las consecuencias de la DANA y cuidar el lenguaje no verbal (para los adultos también ha sido difícil a nivel emocional ver a convecinos que lo han perdido todo) evitando tristeza, desazón u otra emoción negativa.

Si con estas pautas los menores siguen con malestar físico o emocional lo más recomendable es consultar con un especialista, y la ciencia que mejor puede tratar los miedos es la Psicología, ofreciendo a los menores y a sus progenitores técnicas de relajación, autocontrol, y trabajar los pensamientos e imágenes que puedan estar generando el malestar, dependiendo de si los niños han estado expuestos a esta catástrofe natural, si el miedo ha sido generado por la exposición a los medios de comunicación o si es el pensamiento (ya que no han estado expuestos al temporal) lo que es imprescindible trabajar.

Resaltar que pasados casi cuarenta días del temporal los menores deben de estar disfrutando de una total normalidad (a excepción de aquellos que no tengan sus viviendas en condiciones optimas o hayan perdido algún familiar o vecino por el temporal), ya que los menores tienen capacidad para vivir esta experiencia como una aventura, por sus recursos emocionales de disociación de lo acontecido para no generar traumas.

¿Se trabaja también en los colegios con estos menores que sufren miedos a los fenómenos atmosféricos?

Es una cuestión muy importante, en los centros educativos se puede hacer una gran labor con los menores que presentan miedo o temor realizando actividades para ‘normalizar la situación’. Desde el GIPEC-Alicante hemos facilitado recursos a los claustros de los centros para ello.

 

 

 

 



Noticias relacionadas

  • 05/06/2020
El dispositivo telefónico de atención psicológica del COPCV finaliza habiendo realizado 1.700 intervenciones

Más de la mitad de las llamadas derivadas por otros servicios, provenían de los centros de salud y hospitales del sistema valenciano de salud. Dato que constata que los profesionales sanitarios, son conscientes de la importancia de la intervención psicológica para mantener la salud emocional.
Leer

  • 28/05/2020
Segunda webinar: El papel de la psicología en la comunicación de riesgos y crisis durante la pandemia de COVID-19

Monitoreo de las redes sociales antes, durante y después del confinamiento, 3 de Junio 2020 · Hora: 19:30 a 21:00 (hora de España). Consejo General de la Psicología de España · Madrid
Leer

  • 12/05/2020
Primera Webinar: Gestión y Protocolos para una intervención psicológica telefónica a afectados como consecuencia del COVID 19.

Se impartirá el 14 de mayo por plataforma Zoom de 19:30 a 21:00 horas (hora de España) siendo la docente la psicóloga de reconocido prestigio Dª María Paz García Vera apoyada por su equipo de profesionales expertos en emergencias.
Leer

  • 15/04/2020
Comunicado COP - Necesidades de la infancia y de la adolescencia en la situación de confinamiento

El Consejo apoya las recomendaciones sanitarias preventivas puestas en marcha frente al contagio. Si bien, para esta próxima etapa solicitamos una mayor visibilidad, consideración y sensibilidad hacia las familias con menores y hacia las necesidades de éstos. Solicita mayor perspectiva y visibilización de la infancia y adolescencia, resaltando la importancia de atender a sus necesidades evolutivas, emocionales y, en definitiva, psicológicas.
Leer

  • 11/03/2020
Entrevista a Mª Paz García-Vera, colegiada de honor 2020: “mi formación como psicóloga ha sido mi principal aliada y mi mejor carta de presentación”

García-Vera ha estado coordinando equipos de personas en múltiples escenarios: los atentados del 11-M, el dispositivo de seguridad del traslado de los restos de Francisco Franco, el reciente aterrizaje de emergencia de un avión en Barajas, en situaciones de violencia machista, graves incendios, nevadas, o inundaciones, entre otros. En todos estos casos afirma, ha hecho uso de sus conocimientos como psicóloga.
Leer

  • 09/03/2020
Psicoemergencias-CV participa en la Jornada de Puertas abiertas de Emergencias y Seguridad pública

La feria ha tenido lugar el 29 de febrero y ha acogido la asistencia de más de 22 organismos compuestos por emergencistas, bomberos, policías, militares, voluntarios y espeleólogos.
Leer